viernes, 24 de abril de 2009

Bronquios Primarios y Secundarios


Bronquios Primarios

Los bronquios principales, uno a cada lado, descienden lateralmente desde la bifurcación de la tráquea, a la altura del ángulo esternal, hasta las raíces de los pulmones. Al igual que la tráquea, las paredes bronquiales están reforzados por anillos cartilaginosos en forma de C. Cada bronquio principal muestra un patrón de ramificación característico, conocido como árbol bronquial.

El bronquio principal derecho es más ancho, corto y vertical que el lado izquierdo. Mide aproximadamente 2,5cm de longitud y entra directamente en la raíz del pulmón. El bronquio principal izquierdo mide 5cm y desciende lateralmente, por debajo del arco de la aorta y anterior al esófago y a la aorta descendente. En los bronquios primarios la mucosa es igual a la de la tráquea, en las ramas menores el epitelio suele ser cilíndrico ciliado. La lámina propia esta formada por fibras elásticas, sigue a la mucosa una capa muscular lisa, formada por hacer musculares dispuestos en espiral que rodena completamente el bronquio. Exteriormente a esa capa muscular, existen glándulas del tipo mucosas o mixtas, cuyos conductos abren en la luz bronquial.

Las piezas cartilaginosas están rodeadas por un tejido conjuntivo rico en fibras elásticas. Esta capa conjuntiva, frecuentemente llamada capa adventicia, continúa con las fibras conjuntivas del tejido pulmonar próximo.

Bronquios Secundarios

Cada bronquio primario se divide en bronquios secundarios o bronquios lobares dos en el pulmón izquierdo y tres en el derecho, que se distribuyen en cada lóbulo del pulmón. Cada bronquio lobar da origen a los bronquios terciarios o bronquios segmentarios que se distribuyen en los segmentos concretos del pulmón denominados segmentos broncopulmonares y ellos a su vez se dividen en segmentos lobulillares para cada lobulillo.

Bronquiolos

Cuando los bronquios alcanzan un tamaño muy pequeño y no tienen cartílago en la pared se denomina bronquiolos, éstos a su vez continúan subdividiéndose, disminuyendo su diámetro, aumentando su número y adelgazando el grosor de su pared. El último bronquiolo que no se subdivide es el bronquiolo termina que carece de cartílago y de glándulas mucosas, aunque el epitelio que posee continua siendo cilíndrico.

El epitelio de los bronquiolos presenta regiones especializadas denominadas cuerpos neuroepiteliales, cada uno de ello esta constituido por 80-100 células que contienen gránulos de secreción y reciben terminaciones nerviosas colinérgicas. Su secreción tiene efecto local. La lámina propia de los bronquiolos es delgada y rica en fibras elásticas, la mucosa se continúa con una capa muscular lisa cuyas células se entrelazan con las fibras elásticas, éstas se prolongan hacia fuera y se continúan con la estructura esponjosa del parénquima pulmonar.

Bronquiolo Terminal

La estructura del bronquiolo Terminal es similar a la del bronquiolo, solo que su pared es más delgada, esta revestida en su interior por epitelio columnar bajo o cúbico, con células ciliadas y no ciliadas, Los bronquiolos terminales poseen también células clara no ciliadas, que presenta gránulos secretores de función poco conocida.

Bronquiolo Respiratorio

El bronquiolo respiratorio es un tubo corto, en ocasiones ramificado, revestido por el epitelio simple que varía del columnar bajo a cuboide, pudiendo presentar cilios en la porción inicial. El músculo liso y las fibras elásticas están bien desarrolladas, aunque forman una capa más delgada que la del bronquiolo Terminal, Los alvéolos son expansiones sacciformes de la pared de los bronquiolos y están recubiertos por un epitelio capaz de realizar intercambios gaseosos. De los bronquiolos respiratorios, se desprenden unos conductos largos y tortuosos que se conocen con el nombre de conductos alveolares.

Fuente:

http://www.virtual.unal.edu.co/cursos/enfermeria/2005359/contenido/respiratorio/11_6.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada