lunes, 20 de abril de 2009

VASCULARIZACIÓN E INERVACIÓN PULMONARES

Los bronquios principales, los vasos, los ganglios linfáticos y los nervios de los pulmones constituyen las raíces pulmonares, derecha e izquierda, que ponen en coneccion a cada uno de los pulmones con el mediastino.

Los pulmones se disponen de una doble vascularización sanguínea:


  • Funcional: que asegura el pasaje de la sangre procedente del corazón derecho (ventrículo derecho) hacia los pulmones, donde se produce la función de la homeostasis antes de alcanzar el corazón izquierdo (aurícula izquierda). Esta es la circulación pulmonar o circulación menor.
  • Nutricia: encargada del aporte de nutrientes a los tejidos bronquiales y pulmonares. Es de origen aórtico y pertenece a la circulación mayor.

ARTERIAS PULMONARES

Existe una arteria pulmonar derecha y una arteria pulmonar izquierda, que son las ramas terminales del tronco pulmonar, originado en el ventrículo derecho. La bifurcación del tronco pulmonar esta situada en el pericardio.

Generalidades:

  • Son vasos de la pequeña circulación que contienen sangre carbooxigenada. Débil presión. Paredes delgadas y frágiles.
  • Su revestimiento interno (intima), posee una viva sensibilidad ante las irritaciones repentinas.
  • Rodeadas por una vaina propia (prolongación del pericardio fibroso). Bajo esta vaina se encuentra un plano de separación que permite, una disección fácil de estos frágiles vasos.
  • Su distribución general sigue la del árbol bronquial sobre el cual se aplican. En el pulmón adoptan una ramificación de acuerdo con la distribución segmentaria de los bronquios. Son pocos los casos de arteria lobar única.

ARTERIA PULMONAR DERECHA



ARTERIA PULMONAR IZQUIERDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada